Para Dark Luís... in memoriam

Recibí la noticia vía mail. Y no lo podía creer. Hoy pasé por la Apacheta y efectivamente, en medio de arreglos encontré su nombre pintado en una de las lápidas. El sol quemaba mientras pensaba en que Luís Gonzalo Cuadros Ticona no me llevaba mucha edad. Y aunque aún no sé cómo falleció, sí sé que le llevaré flores las veces que pueda.


Hoy no podía dejar pasar la oportunidad de comentar sobre cómo conocí a Dark Luis. Nos tendríamos que remontar a los 90’s, a cuando el celular no era tan común o el propio CD era algo caro. La internet no estaba al alcance. Oía su programa Other Voices que conocí allá por el 96. Posteriormente ya entrado el siglo nuevo pude contactarlo por la red gracias a una canción de promoción para un buffet de abogados. Estudio Maquito & Álvarez. O algo así. Yo gané un premio por llamar o por escribirle un correo electrónico, no lo recuerdo. Era un casete con la música más representativa del programa (de ese entonces) y algunas peticiones del ganador. Yo constantemente le escribía a Luis porque la canción de Maquito&Álvarez me gustaba mucho, y en respuesta el casete la contenía, era Roja de Ultra Pop. Cuando fui a recoger la dichosa grabación estaba eufórico, joven. Y lo encontré, alto, delgado, con lentes. Nunca pensé que esa persona fuera la que dirigía tan buen programa de radio. No se me ocurría pensar lo de hoy. Estreché su mano, hablamos poco porque tenía que seguir trabajando, obviamente. Salí contento, con mi nuevo juguete, intrigado porque no tenía walkman, pero ya no importaba esa idea. Al mes me robaron el casete por unos flirteos en calles inapropiadas (esa es otra historia). Y me sentía tan desalentado, se lo comenté a él. Un día del programa me mandó saludos y la canción por la radio: tuve tiempo de grabarla y hasta grabé la anterior y posteriores. Fue todo un regalo ese programa. Other voices se caracterizaba por hacer sonar música dark y progresivo. Simplemente era una propuesta estupenda. Posteriormente la amistad con Luis se fue desarrollando vía msn, lo cual acortaba distancias ya que él andaba siempre ocupado, viajando. Nos vimos en directo un par de veces más, acaso. En una presentación en La Roca yo lo vi haciendo un programa en vivo, fue una noche épica.


Lo conocí poco, y lo poco que lo conocí fue poco. Pero tuvo un gesto amical para con mi persona. Desde aquí le brindo un homenaje a su vida, a su constancia en la radio, en su blog, a su deseo por promover el arte, el buen gusto. Hay que darle gracias. Gracias Luis!



Juan Carlos

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.